Nos conocimos más… por descuidar nuestra indiferencia…