no pretendo absolutamente, que me entiendas ni una maldita línea.