Si todos caminamos por el lado derecho de la vereda, la camioneta de la policía nos atropellaría.