a veces, uno le da la oportunidad a la persona equivocada.