Caballeros para las señoritas.





Si no eres una señorita, no pidas un caballero 
y viceversa.                                                                                  .