De modo que desearte un feliz cumpleaños podría ser injusto con tus felices cumpledías.

M. Benedetti