Me gusta tu voz, señor reproductor.

Tus maneras de hablarme 
                                     gritarme y 
                                                    susurrarme.