Sus ojos eran tan grandes que enfermaban.
 Que bonito es observarla.