Y a veces, temo a olvidarme de todo.