Se ahorran sus emociones.