La señal y el sótano, amores prohibidos