Pff ni que fuera raro

 hablar con

 tus zapatillas