El agustino
             es el lugar
perfecto 
        para ensuciarte              
                            las converse.